Adenoidectomía

Adenoidectomía2018-01-24T01:35:08+00:00

Project Description

ADENOIDECTOMÍA

¿Qué son las Adenoides? Los adenoides son un cúmulo de tejido linfático, situado en la zona de transición entre la nariz y la garganta, no son visibles como las amígdalas con la inspección de la boca, porque quedan escondidas detrás del paladar. Cuando las adenoides son demasiado grandes producen síntomas por la obstrucción del paso del aire a través de la nariz. La misión de las adenoides es servir de filtro de las bacterias y virus que entran a través de la nariz, produciendo anticuerpos frente a las infecciones. Su extirpación no produce disminución de las defensas en el niño; cuando son operadas, otros tejidos linfáticos del organismo suplen su función.

El tratamiento inicial de la adenoiditis son los antibióticos. No obstante ocurre que estas infecciones suelen ser recurrentes y las adenoides hipertróficas producen verdadera dificultad respiratoria, con pausas de apnea (alteraciones obstructivas del sueño) y problemas en el habla, además de influir en la aparición de otitis. En ese caso se indica la operación.

Procedimiento

La adenoidectomía consiste en la extirpación de las adenoides mediante un “legrado” (raspado). Se suele realizar junto con la amigdalectomía. Debe saber que : Las ocho horas anteriores a la operación se debe permanecer en ayunas. El procedimiento se realiza bajo anestesia general, lo que significa que la intervención será realizada en un quirófano, con un anestesiólogo que monitorizará en cada momento las constantes vitales. El cirujano extraerá las adenoides a través de la boca, mediante un raspado, sin realizar incisiones en la piel.

  • El procedimiento no es doloroso en la mayoría de los pacientes.

Cuidados Post-Operatorio

  • Reposo relativo, evitando los ejercicios bruscos.
  • Los dos primeros días posteriores a la intervención se debe seguir una dieta blanda.
  • Hay medicamentos como la aspirina o el ketorolaco que interfieren con la coagulación;procure evitarlos antes y después de la intervención.

| Nota |

Todos los procedimientos quirúrgicos tienen algún grado de riesgo. La adenoidectomía se realiza con anestesia general y esto entraña un riesgo anestésico igual que cualquier otra operación. Afortunadamente, gracias a las medidas de control y los nuevos fármacos anestésicos, este riesgo es mínimo. Una posible complicación de la adenoidectomía es el sangrado. Esta complicación puede minimizarse siguiendo las recomendaciones para el postoperatorio. Cuando la hemorragia ocurre, la mayoría de las veces es escasa y cesa espontáneamente.

Para obtener mejores resultados, siga los consejos de su médico antes y después de la cirugía.

¡Escribenos y muy pronto te contactaremos!